Ayudas al Alquiler Galicia 2020

Como sabes, las ayudas a la vivienda en alquiler las suelen ofrecer las Comunidades y no los ayuntamientos. Este es el caso de la Xunta. Las subvenciones al alquiler de vivienda se convocaron en el marco de lo dispuesto por el Real Decreto 106/2018, de 9 de marzo, por el que se regula el “Plan estatal de vivienda 2018-2021″.

La solicitud de las ayudas al alquiler en Galicia se han de preparar con unos seis meses de antelación. Por ejemplo el plazo de presentación para las ayudas para el alquiler del 2020 fue del 12/09/2019 al 11/10/2019. Por lo que es buena idea ir preparando los documentos para las ayudas al alquiler de la Xunta de Galicia 2021, que abrirán plaza de solicitud después del verano.

¿ Quiénes pueden solicitar las ayudas al alquiler en Galicia?

  • Sectores preferentes
    Sectores de población con escasos medios económicos
  • Menores de 35 años
    Los jóvenes menores de 35 años en el momento de la solicitud. Los demás miembros de la unidad de convivencia tampoco podrán ser mayores de esa edad.

¿Cuáles son las ayudas para el alquiler en Galicia?

La Xunta de Galicia ha aprobado en la nueva convocatoria de 2020.

Con la que se podrá subvencionar hasta el 40% de la renta anual del importe del alquiler de la vivienda habitual, con un máximo de 2400 euros al año por vivienda.

  • hasta el 40% de la renta mensual
  • Mayores de 65 años hasta el 50% de la renta mensual
  • Ayuda hasta el 30% del alquiler en el tramo comprendido entre 601 y 900 euros en determinados ámbitos a definir por las comunidades autónomas.

¿Qué papeles tengo que presentar para solicitar las ayudas para el alquiler en Galicia para 2020?

El plazo de presentación para las ayudas para el alquiler del 2020 fue del 12/09/2019 al 11/10/2019. Por lo que es buena idea ir preparando los documentos para las ayudas al alquiler de la Xunta de Galicia 2021, que abrirán plaza de solicitud después del verano.

  • solicitud (Las solicitudes debe presentarse junto a los 3 siguientes puntos o quedará automáticamente inadmitidas.)
  • Contrato de alquiler de la vivienda, con una duración mínima de un año, con mención expresa de su referencia catastral, formalizado en los términos de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de arrendamientos urbanos.
  • Justificante de empadronamiento conjunto de todas las personas integrantes de la unidad de convivencia, expedido dentro de los tres meses anteriores a la fecha de la presentación de la solicitud. Las personas integrantes de esta unidad de convivencia deben constar empadronados en la vivienda.
  • Anexo II, de declaración responsable de las personas integrantes de la unidad de convivencia de la persona solicitante y comprobación de los datos necesarios para la tramitación del procedimiento, en caso de que la unidad de convivencia esté integrada por más de una persona. En caso de que una unidad de convivencia esté compuesta por más de una unidad familiar, se deberá cubrir un modelo de anexo II por cada una de ellas.
  • Documentación xustificativa de los ingresos percibidos por la unidad de convivencia, en el caso de no presentar declaración del IRPF o percibir alguna de las rentas exentas previstas en el artículo 7 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, acompañado de la siguiente documentación:
    • Certificado de retribuciones y retenciones de la empresa o empresas en las cuales estuviera de alta en dicho ejercicio.
    • Certificado de pensiones o prestaciones periódicas, emitido por el correspondiente organismo oficial, en el caso de no ser otorgadas por el INSS.
    • Certificados bancarios de rendimientos del capital mobiliario.
    • Certificado de la cuantía percibida por la Renta de Integración Social de Galicia.
  • En el caso de ingresos obtenidos en el extranjero, copia de la declaración similar a la del IRPF, autenticada por la correspondiente delegación consular y, de ser el caso, el certificado acreditativo de equivalencia en euros del importe declarado.
  • En el caso de las personas separadas o divorciadas, convenio regulador de nulidad, separación o divorcio, o sentencia que acredite que la persona solicitante no tiene el uso de la vivienda familiar, así como la documentación acreditativa de estar al día en el pago de las pensiones alimenticias y compensatorias, de ser el caso. 

Requisitos para solicitar la ayuda para el alquiler en Galicia

Estos son los requisitos que se pedían en 2019, por lo que con toda seguridad sean los mismos para el 2020.

  • Tener la nacionalidad española o residir legalmente en España, en el caso de las personas extranjeras.
  • Ser titulares, en condición de persona arrendataria, de un contrato de alquiler de vivienda con una duración mínima de un año, con mención expresa de su referencia catastral, formalizado en los términos de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de arrendamientos urbanos y cuyos efectos económicos sean anteriores al último día de plazo de presentación de solicitudes.
  • Los ingresos de la unidad de convivencia deben estar comprendidos en el intervalo de 0,7 y 2 veces el IPREM, excepto familias numerosas o unidades de convivencia con personas con discapacidad, cuyo límite máximo será de 4 o 5 veces el IPREM dependiendo de las circunstancias.
  • La persona beneficiaria y las demás personas integrantes de su unidad de convivencia deben constar empadronados en la vivienda en la fecha de la presentación de la solicitud.
  • La persona solicitante y las demás personas integrantes de la unidad de convivencia deben estar al día de sus obligaciones estatales y autonómicas y con la Seguridad Social y no tener pendiente ninguna otra deuda, por ningún concepto, con la Administración pública de la Comunidad Autónoma.
  • La renta mensual de la vivienda alquilada no puede superar los importes establecidos en el artículo 10.
  • Podrán ser beneficiarias de las ayudas de la línea B, ayuda a la juventud para el alquiler de vivienda habitual y permanente, las personas físicas mayores de edad que no tengan cumplidos los 35 años en la fecha de presentación de la solicitud y cumplan el resto de requisitos señalados.

(1) Tipos de discapacidad para tener en cuenta como ingresos máximos de la unidad de convivencia 5 veces IPREM:

a) Parálisis cerebral, enfermedad mental, discapacidad intelectual o discapacidad del desarrollo, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33%.

b) Discapacidad física o sensorial, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 65%